cadenas de restauración organizada

Las cadenas de restauración organizada facturaron un 9,4 % más hasta julio

Las cadenas de restauración organizada, que cerraron 2018 con un incremento en sus ventas del 13,1 % y un repunte en su cuota de mercado del 26,2 %, han mantenido esta tendencia en 2019, pues en los siete primeros meses del ejercicio ya se estima un incremento del 9,4 % en su facturación.

Así lo recoge las conclusiones del “II Anuario de la restauración de marca en España. Ingredientes pare el éxito de 2018” que ha presentado este jueves en Madrid la patronal Marcas de Restauración – que agrupa a 41 empresas que suman 90 marcas – con las consultoras KPMG y NPD Group.

En cuanto a los datos de la restauración comercial en su conjunto, el informe revela que en los siete primeros meses de este año el ritmo de crecimiento será algo más bajo, del 2,3 %, en comparación al previsto para la organizada, a pesar de lo cual los expertos han mejorado sus perspectivas iniciales y prevén que 2019 cierre con una subida del 1,7 %.

Respecto a 2018, se calcula en un 2,1 % el incremento de ventas de la restauración comercial, hasta alcanzar los 36.763 millones de euros gracias al aumento de un 1% de las visitas a los locales y de un 1,1% en el gasto medio de los consumidores.

Son unos niveles equivalentes a los de 2012 “aunque lejos aún de los niveles de consumo realizados fuera del hogar previos a la crisis”, si bien en términos absolutos el sector aún tendría que recuperar 6.000 millones de euros en facturación para estar en niveles anteriores a la crisis (2008).

El presidente de marcas de Restauración, Carlos Pérez Tenorio, ha explicado a Efeagro que los índices de crecimiento menores a los de años anteriores se deben a una madurez del mercado, si bien no atisban “a corto plazosíntomas de ralentización ni consideran que la situación de inestabilidad política esté afectando a sus cuentas.

Cambio hacia un mayor consumo fuera de casa

“El sector de la restauración va a crecer por sí mismo, porque están cambiando los hábitos”, ha defendido, hacia un mayor consumo fuera del hogar, el auge de la comida a domicilio -que supone ya la mitad de la ventas en algunos negocios- y la aparición del “nuevo actor”, las cadenas de distribución que sirven comida preparada.

En este contexto, Marcas de Restauración mantendrá su estrategia de aperturas de locales -unos 500 más este año por parte de sus asociados– de una manera “sostenible” y “midiendo el crecimiento para no caer en burbujas”.

A su juicio, la expansión acelerada “puede llevar a errores”, si bien ha detallado que las empresas son “coherentes” y reaccionan ante los síntomas de saturación o de “canibalización” que están “perfectamente identificados”.

Y ha señalado que una de las barreras para las aperturas está en los precios del mercado inmobiliario, que en algunas zonas de las grandes ciudades está “totalmente desbocado e infladísimo”, por lo que se apuestan por otras estrategias como “segundas calles” o en ciudades medias.

Sin embargo, no es el precio del mercado inmobiliario la mayor amenaza que señalan los empresarios en el estudio de opinión que incluye el Anuario; de hecho la “creciente competencia” y el debilitamiento de la demanda interna son los principales desafíos que aprecian, seguidos de la “carga regulatoria”. En líneas generales hay optimismo en la restauración organizada, pues el 57 % de los empresarios consultados cree que mejorarán sus ventas en 2019 por encima del 5 %.

Marcas de Restauración está integrada por cerca del 30 % de las empresas que prestan servicios de restauración de manera organizada, que representan más del 70 % de las ventas y el 60 % de los locales de su sector; facturan 7.000 millones y acumulan el 25 % en términos de tráfico.

Conoce como fue el evento

Esta noticia fue publicada el 20 de septiembre de 2019 en EFE AGRO.

Share This